Integrando una personalidad asertiva

¡Se asertivo! haciendo las paces contigo mismo…


La Asertividad: ¡dice lo que piensa!, ¡ama intensamente!, ¡sueña a lo grande!, ¡vive y deja vivir! no se incomoda por nada y silencia toda influencia negativa.


“Nada fortalece tanto la autoridad como el silencio”.

Leonardo Da Vinci

Ella está asociada con la autoestima y con el buen equilibrio emocional. No hiere ni perjudica a los demás… Auto-afirma lo que por ley nos corresponde y sin que exista manipulación alguna. Media en nuestras convicciones y en nuestra confianza sin importar las circunstancias.

Todos tenemos igualdad de derechos y la “acertividad” reclama esa capacidad de todo ser humano a comunicarse. Poder expresarse felizmente, de ventilar sus sentimientos, inquietudes y actitudes sin herir a nadie. Brindándonos el poder ser espontáneos y libres “como el viento”. El de no acobardarse por el que dirán o sentir vergüenza. Manteniendo siempre nuestra identidad como persona; porque el poder relacionarse con los demás implica el conocerse a sí mismo…

“No es tu amigo quien demanda tu silencio o niega tu derecho a crecer”.

Alice Walker

¡Los derechos incondicionales! son universales y nos pertenecen, abrázalos! no se pueden vender ni tranzar, no importa sexo, estatus social o nacionalidad.

¡La Declaración! “La carta de derechos humanos”, definida como el «ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse», fue adoptada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General. Sus treinta artículos enumeran los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales básicos con los que deberían contar todos los seres humanos del mundo.

La asertividad está ligada a la moral ética que tiene como punto de referencia nuestro auto-interés…

“Saber hablar de manera asertiva sobre lo que te distingue es primordial para que te ofrezcan buenas oportunidades”.

Mariela Dabbah

¿Conoces algunas expresiones no asertivas?  Aquí tienes algunas:

“¿Qué dirán los demás ?” “¡Solo lo haré por ellos!” “¡No!, no me cuesta nada” “No importa si gano” “¡Y si me ven!”

La asertividad posee también sus principios y derechos:

Derecho a expresar lo que siente.

Derecho a amar a quien desee.

Derecho a ser tratado con respeto.

Derecho a no dar justificaciones ante los demás.

Derecho a negarse y decir no.

Derecho a ser escuchado.

Derecho a vivir donde le plazca.

Derecho a cometer errores.


Derecho a ser independiente.


Derecho a tomar tiempo de relajación y descanso.

Derecho a crecer y superarse.

PHS&E

Referencias utilizadas:

Psicoglobal, publicación: La asertividad y su desarrollo.

Las Naciones Unidas, publicación: La carta internacional de derechos humanos. Junio 2013

ABC educación, publicación: Claves para ser acertijos. Abril 2015